De vuelta al lugar de trabajo: recomendaciones de la EU-OSHA para la adaptación de los lugares de trabajo y protección de los trabajadores

La pandemia COVID-19 es uno de los mayores retos a los que se han enfrentado las sociedades y las empresas en la actualidad. Trabajar en conjunto para detener la propagación de esta enfermedad es la prioridad, además de ofrecer un entorno de trabajo seguro y saludable para los trabajadores que regresan a sus áreas de trabajo habituales. En artículos anteriores mencionamos la definición de agentes biológicos y las posibles enfermedades laborales que pueden producir. El COVID-19 es un agente biológico tipo virus que se encuentra enmarcado en el grupo 4 y más peligroso de la clasificación de la Agencia Europea de la Seguridad y Salud Ocupacional (EU-OSHA). En los lugares de trabajo donde los trabajadores pueden estar expuestos a un virus, las empresas tienen que llevar a cabo una evaluación de riesgos en el lugar de trabajo y establecer medidas adecuadas. PRIMEROS PASOS La EU-OSHA afirma que cuando las medidas de distanciamiento físico y cuarentena logren una reducción suficiente en las tasas de transmisión de COVID-19, los gobiernos locales autorizaran la reanudación gradual de las actividades laborales. En este momento, las herramientas de la seguridad y salud en el trabajo ofrecen un apoyo práctico para el regreso al lugar de trabajo. Tomando las medidas preventivas apropiadas se logrará un regreso al trabajo seguro y saludable, y también, contribuirán a suprimir la transmisión de COVID-19. Al igual que en condiciones de trabajo normales, la identificación y evaluación de riesgos en entornos de trabajo físicos y psicosociales es el punto de partida para gestionar la seguridad y salud en el trabajo (SST) en virtud de las medidas COVID-19. La EU-OSHA explica que los empleadores están obligados a revisar su evaluación de riesgos cuando haya un cambio en el proceso de trabajo y a considerar todos los riesgos, incluidos los que afectan la salud mental. Al revisar la evaluación de riesgos, se debe prestar atención a cualquier anomalía o situación que cause problemas y a cómo esto puede ayudar a la organización a ser más resistente a largo plazo. Para iniciar la evaluación, obtenga información actualizada de las autoridades sobre la prevalencia de COVID-19 en su área. Una vez que se actualiza la evaluación de riesgos, el siguiente paso es hacer un plan de acción con las medidas apropiadas. MINIMIZANDO LA EXPOSICIÓN A COVID-19 EN EL TRABAJO La EU-OSHA indica que la implementación de prácticas laborales seguras para limitar la exposición a COVID-19 en el trabajo requiere primero evaluar los riesgos y luego implementar la jerarquía de controles. Esto significa establecer medidas de control para eliminar primero el riesgo y, si esto no es posible, minimizar la exposición de los trabajadores. A continuación, se presentan las recomendaciones de la EU-OSHA sobre medidas de control, sin embargo, no todas serán aplicables a todos los lugares de trabajo o trabajos debido a su naturaleza.
  • Comience primero con medidas colectivas y, si es necesario, complételas con medidas individuales, como equipos de protección personal (EPP).
  • Realice solo trabajo esencial por el momento; Es posible posponer algo de trabajo cuando el riesgo es menor. Si es posible, preste servicios de forma remota (teléfono o video) en lugar de en persona. Asegúrese de que solo los trabajadores que son esenciales para el trabajo estén presentes en el lugar de trabajo y minimice la presencia de terceros.
  • Reduzca, en la medida de lo posible, el contacto físico entre los trabajadores (por ejemplo, durante las reuniones o durante los descansos). Aísle a los trabajadores que pueden realizar sus tareas solos de manera segura y que no requieren equipos o maquinaria especializada que no se pueda mover. Por ejemplo, siempre que sea posible, haga arreglos para que trabajen solos en una oficina libre, sala de personal, comedor o sala de reuniones. Si es posible, solicite a los trabajadores vulnerables que trabajen desde su hogar (personas mayores y personas con afecciones crónicas (que incluyen hipertensión, problemas pulmonares o cardíacos, diabetes o que se someten a un tratamiento contra el cáncer o alguna otra inmunosupresión) y trabajadoras embarazadas, están en alto riesgo también pueden necesitar teletrabajo.
  • Elimine, y si no es posible limite, la interacción física con y entre los clientes. Por ejemplo, a través de pedidos en línea o por teléfono, entrega sin contacto o entrada administrada (evitando al mismo tiempo el hacinamiento en el exterior) y distanciamiento físico tanto dentro como fuera de las instalaciones.
  • Cuando entregue productos, hágalo mediante recogida o entrega fuera de las instalaciones. Aconseje a los conductores sobre una buena higiene en la cabina y bríndeles toallitas y gel sanitario adecuados. A los trabajadores de reparto se les debe permitir usar instalaciones como baños, cafeterías, vestuarios y duchas, aunque con las precauciones apropiadas (como permitir solo un usuario a la vez y una limpieza regular).
  • Coloque una barrera impermeable entre los trabajadores, especialmente si no pueden mantener una distancia de dos metros entre sí. Las barreras pueden hacerse a propósito o improvisarse utilizando elementos como láminas de plástico, tabiques, cajones móviles o unidades de almacenamiento. Deben evitarse las cosas que no son sólidas o que tienen huecos, como plantas de maceta o carros, o que crean un nuevo riesgo, como tropezar o caer objetos. Si no se puede usar una barrera, se debe crear espacio adicional entre los trabajadores, por ejemplo, asegurando que tengan al menos dos escritorios vacíos a cada lado de ellos.
  • Si el contacto cercano es inevitable, manténgalo en menos de 15 minutos. Reduzca el contacto entre diferentes partes de su negocio al comienzo y al final de los turnos. Organice el horario de los descansos para comer para reducir la cantidad de personas que comparten una cafetería, sala de personal o cocina. Asegúrese de que solo haya un trabajador a la vez en baños y vestuarios. Coloque un letrero en la puerta principal que indique cuándo uno de los baños está en uso para asegurarse de que solo entre una persona a la vez. Organice turnos para tener en cuenta las tareas de limpieza y saneamiento.
  • Suministre agua y jabón o desinfectante de manos apropiado en lugares convenientes y aconseje a los trabajadores que se laven las manos con frecuencia. Limpie sus instalaciones con frecuencia, especialmente mostradores, manijas de puertas, herramientas y otras superficies que las personas tocan con frecuencia y, si es posible, proporcione una buena ventilación.
  • Evite la carga de trabajo excesiva en el personal de limpieza tomando las medidas apropiadas, como asignar personal adicional a las tareas y pedir a los trabajadores que dejen su espacio de trabajo ordenado. Proporcione a los trabajadores pañuelos desechables y papeleras forrados con una bolsa de plástico para que puedan vaciarse sin tocar el contenido.
  • Si ha identificado un riesgo de infección a pesar de haber aplicado todas las medidas de seguridad factibles, proporcione todos los EPP necesarios. Es importante capacitar a los trabajadores en el uso correcto del EPP, asegurando que sigan las pautas disponibles sobre el uso de mascarillas y guantes.
  • Coloque carteles que alienten quedarse en casa cuando estén enfermos, toser y estornudar, y la higiene de las manos en la entrada del lugar de trabajo y en otras áreas donde se los verá.
  • Facilite el uso de los trabajadores del transporte individual en lugar del colectivo, por ejemplo, poniendo a disposición un estacionamiento para automóviles o un lugar para almacenar bicicletas de forma segura, y alentando a los trabajadores a caminar al trabajo, si es posible.
  • Establezca políticas sobre licencias flexibles y trabajo remoto para limitar la presencia en el lugar de trabajo, cuando sea necesario.
INFORMACIÓN ADICIONAL DE LA EU-OSHA En la página web de la Agencia Europea de la Seguridad y Salud Ocupacional (EU-OSHA) puedes conseguir información actualizada. Recomendamos visitar los siguientes enlaces para mantenerse informado: Fuente: Agencia Europea de la Seguridad y Salud Ocupacional (EU-OSHA)
Abrir chat